ESQUELETO Y TEJIDO OSEO


EL ESQUELETO Y EL TEJIDO OSEO

 

ESQUELETO

 

Los sistemas esqueléticos se clasifican comúnmente en tres tipos:

– Externos

– Interno

– Esqueleto fluido o hidrostático.

 

ESQUELETO EXTERNO:

 

Los sistemas externos soportan proporcionalmente menos peso que los endoesqueletos del mismo tamaño; por esta razón los animales más grandes, como los vertebrados tienen sistemas esqueléticos internos.

Los principales ejemplos de exoesqueleto se encuentran entre los artrópodos, algunos invertebrados, en los que el exoesqueleto forma un caparazón o estructura externa que protege a los órganos internos.

 

ESQUELETO INTERNO:

 

Un esqueleto interno consiste en estructuras rígidas o semirígidas dentro del cuerpo, que se mueven gracias al sistema muscular. Si tales estructuras están mineralizadas u osificadas, como en los humanos y otros mamíferos, se les llama huesos. Otro componente del sistema esquelético son los cartílagos, que complementan su estructura. En los seres humanos, por ejemplo, la nariz y orejas están sustentadas por cartílago. Algunos organismos tienen un esqueleto interno compuesto enteramente de cartílago, sin huesos calcificados, como en el caso de los tiburones. Los huesos y otras estructuras rígidas están conectadas por ligamentos y unidas al sistema muscular a través de tendones.

 

ESQUELEGO FLUIDO:

 

El hidroesqueleto consiste en una cavidad llena de fluido, celomática o pseudo celomática, rodeada de músculos. La presión del fluido y la acción de los músculos que la rodean, sirven para cambiar la forma del cuerpo y producir un movimiento como cavar o nadar. La sucesiva contracción de diversos metámeros, que están provistos de haces de fibras musculares circulares y longitudinales, estirando y engrosando partes del cuerpo, le permiten desplazarse en horizontal. Los esqueletos hidrostáticos tienen un rol en la locomoción de los equinodermos (estrellas de mar, erizos de mar), anélidos, nemátodos y otros invertebrados. El hidroesqueleto tiene similitudes con los músculos hidrostáticos.

 

TEJIDO OSEO

 

El tejido óseo es un tipo especializado del tejido conectivo, constituyente principal de los huesos en los vertebrados. Está compuesto por células y componentes extracelulares calcificados que forman la matriz ósea. Se caracteriza por su rigidez y su gran resistencia tanto a la tracción como a la compresión.

 

Tejido óseo compacto:

Se encuentra en la capa externa de los huesos largos formando la diáfisis, en el exterior y en el interior de los huesos planos y en distintas zonas en los huesos cortos, según cada hueso en concreto. Es un tejido duro, denso y frágil.

Tejido óseo esponjoso:

 

Se encuentra en la zona interna de huesos largos y planos. Forma la epífisis en los huesos largos. En los huesos cortos forman el interior y zonas del exterior.

 

LINKS

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Esqueleto

http://es.wikipedia.org/wiki/Tejido_%C3%B3seo

http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/3ESO/locomotor/contenidos1.htm

http://biologia-geologia.com/BG3/14_organos_sistemas_y_aparatos.html

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 01. Organización general del cuerpo humano, 10. Órganos efectores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ESQUELETO Y TEJIDO OSEO

  1. Pedro Luis dijo:

    7. Deberías colocar tu trabajo en la categoría que le corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s