Áreas del sabor de la lengua


Mapa de la lengua:

El mapa de la lengua es un error común que dice que las distintas secciones de la lengua son exclusivamente responsables de diferentes sabores básicos. Se ilustra con un esquema ‘mapa de lengua’, con algunas partes de la lengua etiquetadas para cada gusto.

Todas las sensaciones gustativas provienen de todas las regiones de la lengua, aunque algunas partes pueden ser más sensibles a ciertos sabores.

Por otro lado, no es cierto que solo haya cuatro sabores. Al menos hay cinco. El quinto sabor sería el umami, el de las proteínas en la comida salada, como el beicon o las algas.

Otra cosa curiosa en relación al sabor es la llamada neofobia. Es decir, el evitar gustos nuevos. Esto se produce exclusivamente en los niños: una vez cumplen 2 o 3 años de edad entonces evitan cualquier gusto nuevo.

El Departamento de Epidemiología y Salud Pública del University College de Londres, halló que aproximadamente el 80% de la tendencia infantil a rechazar alimentos nuevos, se debe a causas genéticas.

 

¿Dónde se detecta cada uno de los sabores?

Salado, ácido, dulce y amargo son los sabores básicos que percibimos al comer determinados alimentos. Cada uno de ellos los detectamos con mayor o menor medida dependiendo de la sensibilidad que tengamos.

El sentido del gusto está situado mayoritariamente en la lengua, aunque también se sitúa en gran parte del paladar y la garganta. La percepción del gusto se debe a la presencia de las papilas gustativas, que son unos receptores especializados.

Estos receptores detectan principalmente cuatro sabores básicos: salado, ácido, dulce y amargo.

Dulce: sabor producido por gran cantidad de compuestos, principalmente azúcares, (fructosa, sacarosa, lactosa…)

-Amargo: sabor típico de algunos alcaloides como la cafeína, quinina… y también de algunas sales, taninos…

-Salado: sabor típico del cloruro sódico. También tienen este sabor otras sales solubles (cloruro potásico, cloruro de litio…)

-Ácido: sabor característico de algunos ácidos como el tartárico, cítrico, láctico, málico, acético.

También existen otros sabores como es el umami. El umami, sabor producido por el ácido glutámico, podría ser considerado como un quinto sabor, ya que, existen evidencias de la presencia de papilas gustativas específicas para este estímulo.

BIBLIOGRAFÍA:

http://es.wikipedia.org/wiki/Mapa_de_la_lengua

http://www.xatakaciencia.com/biologia/el-mapa-de-la-lengua-el-quinto-sabor-y-otras-cosas-que-no-sabias-sobre-los-sabores

http://www.megustaprobarcosas.com/blog/donde-se-detecta-cada-uno-de-los-sabores/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 09. Órganos receptores y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s