Diálisis e insuficiencia renal


Cuando los riñones están sanos, limpian su sangre. También producenResultado de imagen de dialisis
hormonas que mantienen sus huesos fuertes y su sangre sana. Cuando los riñones fallan, es necesario un tratamiento para sustituir el trabajo que ellos
realizaban.
Existen dos tipos principales de diálisis. Ambos
tipos filtran la sangre para eliminar los
desechos peligrosos del cuerpo, exceso de sal
y agua.
 La hemodiálisis usa una máquina. Ha de
ir a una clínica especial para recibir el
tratamiento varias veces a la semana.
 La diálisis peritoneal usa la membrana que recubre el abdomen, llamada
membrana peritoneal, para filtrar la sangre.
La diálisis es un proceso mediante el cual se extraen las toxinas y el exceso de
agua de la sangre, normalmente como terapia renal sustitutiva tras la pérdida
de la función renal en personas con fallo renal.
Causas
Hay diferentes causas por las que se
tiene que hacer diálisis. Las dos
causas más comunes, la diabetes y la
hipertensión arterial (presión arterial
alta), son responsables de dos tercios
de los casos de ERC (enfermedad
renal crónica). Hasta las personas que
parecen tener una buena salud son
diagnosticadas sin mucha
advertencia.
Síntomas
Los síntomas por los que se puede poseer ERC, la enfermedad por la que hay
que usar la diálisis, son los siguientes:
 Inapetencia
 Sensación de malestar general y fatiga
 Dolores de cabeza
 Picazón y resequedad de la piel
 Náuseas
 Pérdida de peso sin proponérselo
También hay síntomas cuando la ERC ha empeorado:
 Piel anormalmente oscura o clara
 Dolor de huesos
 Somnolencia o problemas para concentrarse o pensar
 Entumecimiento o hinchazón en las manos y los pies
 Mal aliento
 Susceptibilidad a hematomas o sangre en las heces
 Sed excesiva
 Hipo frecuente
 Problemas con la actividad sexual
 Detención de los períodos menstruales (amenorrea)
 Dificultad para respirar
 Problemas de sueño
 Vómitos, con frecuencia en la mañana
Mitos
 Si mi diagnóstico fue de lesión o enfermedad renal significa que
tengo insuficiencia. Falso. No siempre que existe enfermedad o lesión
renal se alcanza la insuficiencia.
 Los únicos tratamientos para la insuficiencia renal son la diálisis o
el trasplante de riñón. Falso. Hay pacientes que, junto con sus médicos
y dependiendo de un análisis detallado del caso, deciden únicamente
tratarse con medicamentos.
 Si tengo insuficiencia renal, tengo que dejar de trabajar y hacer
ejercicio. Falso. El paciente con insuficiencia renal, dependiendo de
cuanto de avanzada esté su condición, puede –e incluso debe- tratar de
mantener su vida lo más normal posible.
 Si estoy recibiendo diálisis, puedo comer y tomar lo que quiera.
Falso. La diálisis no reemplaza todas las funciones de un riñón
saludable.
 Solo los adultos pueden padecer de insuficiencia renal. Falso. Los
niños también pueden presentar insuficiencia renal.
Recomendaciones
 Los pacientes con diálisis aún necesitan limitar la sal, el potasio y el
fósforo, lo cual hace que obtener suficiente proteína sea un desafío.
 La mayoría de los
pacientes necesitan
controlar el contenido de
sodio (sal) en su dieta, lo
cual ayuda a mantener el
equilibrio de líquidos en el
cuerpo para evitar la
retención de éstos y la
presión sanguínea
elevada.
 La ingesta diaria de potasio también se controla, lo cual ayuda a prevenir
la hipercaliemia (un alto nivel de potasio).
 Los pacientes necesitan reducir su ingesta de productos lácteos y otros
alimentos ricos en fósforo.
 La cantidad diaria de líquido recomendada se basa en la cantidad de
orina producida en un período de 24 horas y en la cantidad de peso que
se gana entre los tratamientos con diálisis.
Bibliografía
https://es.wikipedia.org/wiki/Di%C3%A1lisis
https://medlineplus.gov/spanish/dialysis.html
https://www.freseniuskidneycare.com/informaci%C3%B3n-acerca-de-lasenfermedades-
renales/qui%C3%A9n-est%C3%A1-enriesgo/
Causas?sc_lang=es
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000471.htm
http://www.prensa.com/salud_y_ciencia/mitos-insuficienciarenal_
0_4440306058.html

Esta entrada fue publicada en 06. El aparato excretor y la excreción, Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s