El hipertiroidismo


El tiroides es una glándula que se encuentra a ambos lados de la tráquea, formada por dos lóbulos. Puede pesar entre 15 y 30 gramos en los adultos.

La glándula tiroides regula el metabolismo del cuerpo, produce proteínas y regula la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas.

Causas:

El hipertiroidismo se produce cuando el tiroides produce demasiada hormona tiroidea. Además de eso, el tamaño del tiroides aumenta y a causa de eso existe bocio.

El bocio se produce cuando aumenta el volumen de la parte de delante del cuello.

Puede ser de dos tipos:

  • bocio difuso (enfermedad de Graves-Basedow): presencia de anticuerpos estimuladores del tiroides, afecta a personas jóvenes y sus síntomas pueden ser ojos saltones o inflamación de las piernas.
  • bocio nodular: suelen ser de superficie rugosa y es más probable en personas de edad avanzada

En otros casos, se debe a la inflamación de la glándula, es muy dolorosa y da lugar a la suelta de hormonas que se debe a la rotura de las células que las contienen. Esto se llama tiroiditis, que es causado por una infección viral o también puede ocurrir después del embarazo y sus síntomas son fiebre y malestar general.

Tomar demasiada hormona tiroidea, o consumir alimentos que contengan yodo pueden ser otras causas de esta enfermedad. Al igual que tumores de los testículos o de ovarios.

 

 

Síntomas:

  • Dificultad para concentrarse
  • Fatiga
  • Deposiciones frecuentes
  • Bocio (tiroides visiblemente agrandada) o nódulos tiroideos
  • Pérdida del cabello
  • Temblor en las manos
  • Intolerancia al calor
  • Aumento del apetito
  • Aumento de la sudoración
  • Irregularidades en la menstruación en las mujeres
  • Nerviosismo
  • Latidos cardíacos muy fuertes o frecuencia cardíaca muy acelerada (palpitaciones)
  • Inquietud
  • Problemas del sueño
  • Pérdida de peso (o aumento de peso, en algunos casos)

Otros síntomas que pueden presentarse con esta enfermedad son:

  • Desarrollo de mamas en los hombres
  • Piel pegajosa
  • Diarrea
  • Hipertensión arterial
  • irritación en los ojos
  • Náuseas y vómitos
  • Ojos saltones
  • Piel caliente o enrojecida
  • Debilidad de caderas y hombros

 

La mitad de los pacientes de esta enfermedad responden a los fármacos antitiroides, pero si no lo hacen es necesario quitarlos, mediante cirugía o quemarla con yodo radiactivo.

Si esto sucede hay que tomar pastillas que sustituyan la función de la hormona tiroidea por el resto.

 

Bibliografía:

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000356.htm

http://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/hipertiroidismo

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 08. El sistema endocrino, 12. La salud y la enfermedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s