LLUVIA ÁCIDA


1. La lluvia ácida 

“Lluvia ácida” es un término muy amplio que se refiere a una mezcla de sedimentación húmeda y seca (materiales depositados) de la atmósfera que contienen cantidades más altas de las normales de ácidos nítrico y sulfúrico. Los precursores químicos de la formación de la lluvia ácida provienen de fuentes naturales, como los volcanes y la vegetación en descomposición, y de fuentes artificiales, principalmente las emisiones de dióxido de azufre (SO2) y óxido de nitrógeno (NOx) que provienen de la combustión de combustible fósil.

En los Estados Unidos, aproximadamente 2/3 de todo el SO2 y ¼ de todo el NOx provienen de la generación de energía eléctrica que depende de combustibles fósiles tales como el carbón. La lluvia ácida ocurre cuando esos gases reaccionan en la atmósfera con el agua, el oxígeno y otras sustancias químicas para formar distintos compuestos ácidos. El resultado consiste en una solución suave de ácido sulfúrico y ácido nítrico. Cuando el dióxido de sulfuro y los óxidos de nitrógeno se liberan de las plantas eléctricas y otras fuentes, los vientos predominantes soplan estos compuestos a través de las fronteras estatales y nacionales, algunas veces a cientos de kilómetros.

Sedimentación Húmeda

La sedimentación húmeda se refiere a la lluvia, la niebla y la nieve ácidas. Si las sustancias químicas ácidas en el aire son impulsadas a áreas en donde el clima es húmedo, los ácidos pueden caer al piso en forma de lluvia, nieve, niebla o neblina. El flujo del agua ácida sobre el terreno y a través de éste, afecta a una variedad de plantas y animales. La magnitud de dichos efectos depende de varios factores, entre ellos el grado de acidez del agua, la composición química y la capacidad de amortiguamiento de los terrenos en cuestión, así como las clases de peces, árboles y otros seres vivientes que dependen del agua.

 

Sedimentación Seca

En áreas donde el clima es seco, las sustancias químicas ácidas pueden incorporarse al polvo o al humo y caer al suelo a través de sedimentación seca, adhiriéndose al suelo, a los edificios, las casas, los automóviles y los árboles. Los gases y partículas depositados en seco pueden ser lavados de esas superficies por las tormentas de lluvia, lo que conduce a un mayor escurrimiento. Este escurrimiento de agua produce una mezcla más ácida. Aproximadamente la mitad de la acidez que hay en la atmósfera vuelve a la tierra en forma de sedimentación seca.

2. Medición de la Lluvia Ácida

La lluvia ácida se mide utilizando una escala llamada “pH”. Cuanto más bajo es el pH de una sustancia, mayor es su acidez. El agua pura tiene un pH de 7.0. Sin embargo, la lluvia normal es levemente ácida debido a que el dióxido de carbono (CO2) se disuelve formando un ácido carbónico débil, dando a la mezcla formada un pH de aproximadamente 5.6 en las concentraciones típicas atmosféricas de CO2. Hasta el año 2000, la lluvia más ácida que caía en Estados Unidos tenía un pH de aproximadamente 4.3.

3. Los Efectos de la Lluvia Ácida

La lluvia ácida causa la acidificación de lagos y arroyos y contribuye a dañar los árboles en terrenos elevados (por ejemplo, los abetos rojos que están a más de 2,000 pies de altura) y muchos suelos sensibles de bosques. Además, la lluvia ácida acelera el deterioro de los materiales de construcción y las pinturas, incluyendo edificios, estatuas y esculturas irremplazables que son parte de nuestra herencia cultural. Antes de caer al suelo, los gases de dióxido de azufre (SO2) y óxido de nitrógeno (NOx) y los derivados de su materia en partículas, sulfatos y nitratos, contribuyen a degradar la visibilidad y perjudican la salud pública.

4. Reducción de la Lluvia Ácida

Hay varias maneras de reducir la sedimentación ácida, las cuales abarcan desde los cambios sociales hasta lo que puede hacer cada persona. Es crítico que se reduzca la sedimentación ácida, no sólo en Estados Unidos y Canadá, sino también en todo el mundo para conservar la integridad de los hábitat naturales, así como para reducir el daño a las estructuras hechas por el hombre.

EPA ha tomado medidas para limitar la cantidad de emisiones de NOx y SO2 a la atmósfera porque son los principales contribuyentes a la sedimentación ácida.

Bibliografía:

Esta entrada fue publicada en 13. Las personas y el medio ambiente y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LLUVIA ÁCIDA

  1. mabel ibañez dijo:

    0,8 sobre 1

  2. mabel ibañez dijo:

    Está muy bien. Mi nota es un 0,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s