Infarto o ataque cardíaco


Todos los años más de un millón de personas en los Estados Unidos sufre un ataque al corazón y aproximadamente la mitad de ellos muere. Muchas personas tienen daños cardíacos permanentes o mueren por no obtener ayuda inmediatamente. Por eso, es importante conocer los síntomas, que son los siguientes:

  • Molestia en el pecho: presión, opresión o dolor
  • Falta de aire
  • Molestia en la parte superior del cuerpo: brazos, hombro, cuello, espalda
  • Nauseas, vómitos, vértigo, mareos, sudoración

Algunas veces, estos síntomas pueden ser distintos en las mujeres.

 

¿En qué consiste un ataque cardíaco o infarto?

La mayoría de los infartos ocurren cuando un coágulo en la arteria coronaria bloquea el suministro de sangre y oxígeno al corazón. Con frecuencia, conduce a latidos cardíacos irregulares (arritmias) que causan una disminución importante en la función de bombeo del corazón.

Los factores de riesgo de un ataque al corazón incluyen: tabaquismo, diabetes, niveles altos de colesterol, hipertensión, antecedentes familiares de enfermedades cardíacas, aterosclerosis, la falta de ejercicio, obesidad y el excesivo consumo de comidas rápidas.

Reducir los riesgos de un ataque al corazón es posible; para ello te damos estos 10 consejos que, estamos seguros, te resultarán muy útiles.

  1. Deja de fumar.
  2. Come saludable. Evita los alimentos grasos, exceso de sal y carnes rojas.
  3. Controla tu presión arterial alta y, en su caso, la diabetes.
  4. Procura el ejercicio regular por lo menos 30 minutos al día.
  5. Haz todo lo posible para mantener tu peso ideal.
  6. Elige un estilo de vida saludable.
  7. Práctica la meditación.
  8. Haz relajación regular y acompáñalos con ejercicios de respiración.
  9. Sométete a evaluaciones periódicas por parte de tu cardiólogo.
  10. Incluye en tu dieta los alimentos que son ricos en antioxidantes.

 

Bypass coronario:

El bypass coronario es la intervención cardíaca más común. Las arterias pueden obstruirse con el tiempo debido a la acumulación de placa grasa. El bypass permite mejorar el flujo sanguíneo al corazón creando una nueva ruta.

La vida después de un bypass

Tras una operación de bypass, deberá limitar su consumo de grasa y colesterol. El médico posiblemente le recomiende caminar o nadar para recuperar las fuerzas. También es posible que le recomiende un programa de rehabilitación cardíaca.

BIBLIOGRAFÍA:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/heartattack.html

http://bienestar.salud180.com/salud-dia-dia/10-consejos-para-evitar-infartos

http://www.texasheart.org/HIC/Topics_Esp/Proced/cab_span.cfm

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 05. El aparato circulatorio y la circulación, 12. La salud y la enfermedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Infarto o ataque cardíaco

  1. Ninguna intervención en el ámbito de la farmacoterapia puede ni siquiera intentar competir en eficiencia con la modificación de los hábitos de estilo de vida e higienico-dietéticos y políticas de promoción de la salud. El principal marcador de riesgo para las enfermedades cardiovasculares es la edad. Otro marcador importante es el sexo masculino. Sobre estos dos factores no es posible ningún tipo de acción, esto es, son factores de riesgo no modificables. El aumento de la esperanza de vida es, por tanto, uno de los elementos que ha influido en el incremento de incidencia y prevalencia de cardiopatía isquémica en la población general.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s