Asma


El asma es una enfermedad del sistema respiratorio caracterizada por una inflamación crónica de la vía aérea, cuyas manifestaciones clínicas son heterogéneas y variables en el tiempo y consisten en sibilancias, dificultad respiratoria, opresión torácica y tos.

Causas

El asma es causada por una inflamación (hinchazón) de las vías respiratorias. Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y su revestimiento se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar por estas.

Desencadenantes del asma

  • Animales
  • Ácaros del polvo
  • Ciertos medicamentos
  • Cambios en el clima
  • Químicos en el aire o en los alimentos
  • Ejercicio
  • Moho
  • Polen
  • Infecciones respiratorias, como el resfriado común
  • Emociones fuertes (estrés)
  • Humo del tabaco

Síntomas

Las características básicas de la enfermedad son las siguientes:

  • Inflamación: Produce un incremento de las secreciones y la contracción de la musculatura bronquial.
  • Aumento de la sensibilidad bronquial: los bronquios de los asmáticos se contraen produciendo el estrechamiento de la vía aérea.
  • Obstrucción bronquial
  • Tos con o sin producción de flema
  • Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio o la actividad
  • Sibilancias

 

Datos

  • La OMS calcula que hay 235 millones de pacientes con asma.
  • Las muertes por asma aumentarán en casi un 20% en los próximos 10 años si no se toman medidas urgentes.
  • El asma está presente en todos los países del mundo, independientemente de su grado de desarrollo.
  • El asma es una enfermedad crónica.
  • Entre los desencadenantes del asma se encuentran el aire frío, las emociones intensas, como la ira o el miedo, y el ejercicio físico.
  • A menudo el asma no se diagnostica correctamente ni recibe el tratamiento adecuado.

 

Mitos

  • El asma no se hereda.
  • El asma no es psicológica.
  • El asmático que puede practicar deportes.
  • Las enfermedades alérgicas no aparecen solo en la infancia.
  • Las vacunas son útiles.
  • La embarazada asmática que debe efectuar algún tratamiento para su asma.

 

Recomendaciones

  • Evita los alérgenos que más te afecten.
  • Realiza ejercicios respiratorios habitualmente.
  • Haz deporte, pero con precaución.
  • No fumes y aléjate de los ambientes con humo.
  • Siempre que el asma esté bien controlado, una persona asmática puede viajar, pero ha de llevar consigo siempre sus medicamentos habituales.
  • Toma todos los días tu medicación, incluso aunque no sufras síntomas.
  • Nunca abandones el tratamiento por tu cuenta.
  • Consulta siempre a tu médico antes tomar nuevos fármacos.
  • Aprende a usar bien tu inhalador.
  • Aprende a reconocer y actuar ante las crisis.

Bibliografía

Esta entrada fue publicada en 04. El aparato respiratorio y la respiración, 12. La salud y la enfermedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s