LA SILICOSIS


  • La silicosis es una neumoconiosis causada por la inhalación de partículas de sílice cristalina (la neumoconiosis es una enfermedad siliceocasionada por un depósito de polvo en los pulmones con una reacción patológica frente al mismo, especialmente de tipo fibroso. La silicosis es una enfermedad fibrósica-pulmonar incurable y considerada enfermedad profesional invalidante en muchos países.


  • No existe una cura específica para la silicosis, pero es importante dejar el contacto con la fuente de exposición al sílice para evitar el agravamiento de la enfermedad. El tratamiento complementario comprende antitusígenos, broncodilatadores y oxígeno, si es necesario. Se prescriben antibióticos para las infecciones respiratorias en la medida de lo necesario, también comprende limitar la exposición a sustancias irritantes y dejar de fumar.

  • Existen tres tipos de silicosis:
    • Silicosis crónica: en general se presenta después de unos 20 años de contacto con niveles bajos de sílice cristalina. Éste es el tipo más común de silicosis. Se veía especialmente en los mineros por su contacto con estas partículas.
    • Silicosis acelerada: causada por el contacto con niveles más altos de sílice cristalina y se presenta entre los 5 y 15 años después del contacto con ésta.
    • Silicosis aguda: Puede presentarse de 6 meses a 2 años del contacto con altos niveles de sílice cristalina. Los pulmones se inflaman bastante y se pueden encharcar de líquido causando una dificultad respiratoria grave y bajos niveles de oxígeno en la sangre.

  • Consejos para la prevención de la enfermedad, específicamente para trabajos que ponen en riesgo la exposición al polvo de sílice:
    • Evitar trabajar con el polvo el mayor tiempo posible
    • Usar humidificares de agua y similares, y ventilar cuando se trabaja en estructuras cerradas o “semi-cerradas”
    • Usar máscaras y aprovechar las revisiones de salud que ofrece la empresa
    • Practicar buena higiene personal en el trabajo y fuera de él
    • No comer, beber, ni fumar cerca de áreas polvorosas.
    • Después de la exposición al polvo, lávese las manos antes de comer, tomar o fumar.
    • Ducharse y cambiarse antes de salir del trabajo

 

Sergio Romera Sánchez  3ºA

Esta entrada fue publicada en 04. El aparato respiratorio y la respiración, 12. La salud y la enfermedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s